UNA MUJER QUE SABE GOBERNAR

UNA MUJER QUE SABE GOBERNAR

En cuatro años al frente del Ayuntamiento de Coronango, Mely Macoto Chapuli destaca que se logró cumplir al cien por ciento con todos los objetivos planteados, con lo que “deja puesta la mesa” para la siguiente administración.

Por: Daniel Jiménez

Estar al frente del gobierno de Coronango no ha sido fácil para la primera mujer alcaldesa del municipio, quien, en plática con LIDER, reconoció que en su comunidad no todos estaban preparados para tener una mujer al frente de la administración, no obstante, en su gestión ha emprendido importantes trabajos a favor de las mujeres.

Tal es el caso del Instituto Municipal de la Mujer, instancia que se implementó por vez primera en el municipio durante su administración, y a través de la cual se brinda asesoría a mujeres que sufren todo tipo de violencia, además de acompañamiento para denunciar las agresiones ante las autoridades correspondientes.

Sin embargo, considera que falta fortalecer la participación de hombres y mujeres, para que quienes sufran algún tipo de maltrato, se atrevan a romper el silencio. “Es hacer más consciencia, propiciar pláticas constantemente desde las diversas instituciones, pues es un problema que hay que atacar de raíz y yo creo que la mejor forma es preparándonos académicamente, psicológicamente y también en el entorno social, darles alternativas de que pueden vivir diferente”.

UNA REINGENIERÍA INTELIGENTE PARA CAPTAR RECURSOS

El gobierno que encabeza Mely Macoto en Coronango también se distingue por conducirse con legalidad, transparencia y firmeza, ya que, a pesar de haber recibido una deuda de 65 millones de pesos de la administración anterior, pudo cumplir al cien por ciento con cada uno de los objetivos que se planteó al inicio, logrando incluso sanear las finanzas a través del buen uso de los recursos públicos.

Subraya que, dentro de dicha labor, no se aumentaron impuestos a ciudadanos y se fortaleció la autonomía municipal, gracias a la creación de diferentes áreas como Protección Civil, Desarrollo Urbano, Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado, Vialidad Municipal, el Juzgado Municipal, así como la descentralización del Catastro y, en materia de servicios se construyó la Unidad Básica de Rehabilitación y el propio Instituto Municipal de la Mujer.

Gracias a estas finanzas sanas y las acciones efectivas de recaudación, la administración municipal fue reconocida por el Banco Mundial y la SEDESOL. “Dejamos así los cimientos para que las futuras administraciones fortalezcan el desarrollo en todas las juntas auxiliares, es decir, tienen la mesa puesta para generar crecimiento en beneficio de todos los habitantes”.

“Estoy convencida de que trabajar con vocación de servicio, es dejar a un lado intereses personales y anteponer los intereses del pueblo, algunos me han comentado, ¿para qué hacer todo esto?, si el que se va a lucir es el que viene; pero si todos pensamos de esa manera egoísta y sin visión, pues Coronango va a seguir como estaba o peor. Ahora, no solo tenemos esos indicadores en positivo, esos reconocimientos por diferentes instituciones, sino también tenemos la satisfacción de que estamos haciendo muchas obras que benefician a la población”

Como ejemplo de lo anterior, la presidenta refirió que se entregó un bachillerato completamente nuevo en Mihuacán, junta auxiliar que anteriormente solo contaba con una telesecundaria, y adelantó que en Misiones de San Francisco se tiene contemplado la implementación de otro bachiller.
De igual forma, remarcó que todas las escuelas tienen apoyo de alguna obra, desde módulos sanitarios hasta salones, así como desayunadores en modalidad fría o cliente y una unidad básica de rehabilitación con la que por primera vez Coronango brinda atención a niños con discapacidad.

En ese mismo tenor, puntualizó que están a punto de concluir obras como la primera etapa de la entrada de un bulevar que va del Periférico a la entrada de su municipio y que en su segunda parte beneficiará a municipios como San Miguel Xoxtla, Tlaltenango y Cuautlancingo; esto aunado a las obras de pavimentación en la cabecera y las juntas auxiliares, trabajos que serán entregados antes de culminar su mandato.

Aún con los ofrecimientos que tuvo por parte del PRI, su partido, para postularse como diputada federal, Mely -mujer comprometida y congruente- decidió cumplir con los compromisos anteponiendo el interés de su municipio por encima de un interés político.

“Sentía que debía cumplir la encomienda que ellos me dieron al otorgarme el voto de confianza cuando fui electa; todo lo que vayamos a hacer se hará con dedicación, responsabilidad y con compromiso y aquí seguimos con esa satisfacción de seguir trabajando”.

Compartir