Tres décadas a la vanguardia de las artes visuales

Tres décadas a la vanguardia de las artes visuales

Durante las tres últimas décadas, Leticia Morales Bojalil ha logrado destacar como una de las artistas contemporáneas más consolidadas de Puebla, con un trabajo que ha sido fruto de un constante aprendizaje y que le ha valido reconocimientos a nivel nacional e internacional, siempre buscando evolucionar.

POR DANIEL JIMÉNEZ

Permanecer en una zona de confort es inadmisible para un artista, mucho menos para alguien como Leticia Morales Bojalil, quien a través de los años ha manifestado una clara evolución en su obra, tomando cada experiencia de su vida para transmitir un mensaje que logre hacer resonancia con el público, pero que no necesariamente tenga que ser entendido.

Oriunda de la ciudad de Puebla, Leticia tiene un título profesional como Licenciada en Administración de Empresas, no obstante, su gran amor es el arte, ámbito en el que empezó a incursionar como estudiante en 1987 y gracias al cual, hoy en día es una maestra formada en las Artes Plásticas, respaldada por 20 años de estudios en especialidades como pintura, grabado, escultura y más recientemente en instalaciones.

Su trabajo ha sido material de exhibición en encuentros artísticos en México, Sudamérica y Europa, además de que sus obras forman parte de colecciones públicas y privadas alrededor del mundo.

“En la pintura, instalaciones, grabados y escultura arte-objeto el mensaje que quiero trasmitir es la trascendencia, porque lo que hago son obras espirituales sin que las llames religiosas, y lo que quiero es la trascendencia, sobre todo del concepto de las obras”, cuenta Leticia Morales a Revista Líder en plática exclusiva, donde puntualiza que ante la capacidad de asombro que cada vez se pierde más en la gente, son los artistas, los que tienen la obligación de causar impacto en el público e invitar a la reflexión.

Y es ese valor el que ha caracterizado su trayectoria, en la que a través del arte, considera que ha podido crear un remanso de paz para la gente que busca lo estético y bello en el mundo, así como un equilibrio entre el amor y la vida. “Me siento una aportadora de esas palabras, del poder decir a través del arte y poder hacer un oasis de paz mientras el caos en el mundo toma un rumbo desfavorecido para el ser humano”, añade.

No obstante, considera estar lejos aún de la consagración o el concepto de “madurez artística”, pues para ella, esto significa entrar en una zona de confort en la que se corre el riesgo de terminar estancado como artista, sin la posibilidad de evolucionar o seguir ofreciendo un mejor mensaje.

“Creo que jamás te puedes dar por vencida porque entonces ahí se acaba el artista, si no evolucionas, si no estás ofreciendo cada día un mejor mensaje, una mejor obra, entonces creo que ahí te estancas. Definitivamente el mensaje siempre va a ser buscar lo bello, lo estético, lo formal, la buena calidad, pero tienes que ir evolucionando para ofrecer siempre algo más.”

Obras que proponen una reflexión

Leticia Morales Bojalil señala que su trabajo está dedicado a invitar a la reflexión, pero, sobre todo, lo que busca es plasmar sus propias vivencias; un pedazo de ella que al mismo tiempo sirva a otros para hacer una introspección, pues considera que quien conoce su labor o llega a adquirir alguna de sus obras, se lleva años de experiencia y momentos difíciles, situaciones que, refiere, conforman al artista.

En ese sentido, detalla que algunas de sus piezas fueron hechas después de un accidente que sufrió en el que se rompió una pierna, tras lo cual le colocaron unos tornillos que permanecieron en su extremidad inferior por cuatro años, proceso que derivó en la difícil elaboración de un trabajo artístico.

Asimismo, cuenta con unas piezas elaboradas a partir de sus radiografías, trabajo que significó una catarsis para ella; muestra de que el arte sirve para canalizar experiencias y cuestionarnos por los hechos que nos conllevan a donde actualmente estamos en la vida.

Mientras que, en el mismo proceso, describe otras obras hechas a base de gasas posquirúrgicas, que, a pesar de ser bellas estéticamente, causan un impacto cuando el espectador sabe de qué se tratan. “son piezas fuertes que hablan sobre el cuerpo, pero, sobre todo, mi cuerpo, mi proceso y del dolor, pero también es como un mensaje para seguir adelante.”

En cuanto a sus pinturas, Leticia puntualiza que éstas son abstractas y transmiten un mensaje a través de una atmósfera en las que lo de menos es que el mensaje sea captado, sino que simplemente se sepa que está ahí.

“No nada más es embarrar color, ni crear atmósferas, sino transmitir un mensaje abstracto que posiblemente no todo mundo lo entienda, pero con estas atmósferas te darás cuenta del cuerpo que está reflejado dentro de mis obras, el movimiento, historias de vida”, comenta la artista plástica, quien indica además que en cuanto a los grabados que realiza, usa una técnica tradicional en la que va incorporando elementos contemporáneos conforme va creando un lenguaje en ellos.

Por lo anterior, sabemos ahora que Leticia es una artista que no tiene miedo a mostrarse ante el espectador, ni reflejar en sus obras todas sus emociones, característica con la que se ha conducido en 30 años de carrera, para los cuales ya prepara una exposición a modo de celebración.

Celebra 30 años con “Evanescencia”

Como cada exposición en la que ha trabajado en su carrera, Leticia pondrá alma, personalidad, corazón, cuerpo y pasión a la muestra con la que celebra 30 años de trayectoria, misma que presentará bajo el nombre de “Evanescencia” en el Museo Internacional Barroco.

“La exposición la hago por cumplir 30 años de trayectoria y presentaré pizas de los últimos diez años de producción; piezas clave, piezas que embonan muy bien y, por supuesto, produje obras que hicieron enlace unas con otras.”

En ese sentido, asevera que estará presentando pinturas en una serie monocromática, sin tanto color, pero que irá adecuada a los tres temas principales de la muestra: Evanescencia, Utopía y Entropía, piezas que considera claves en esta exposición y que engloban su carrera como artista multidisciplinaria, pero que no serán lo único con lo que nos deleite la artista poblana.

Y es que adelantó que también hará instalaciones en las que se adaptará a un espacio del museo con piezas que califica de espirituales, tocando el tema de la trascendencia y en las que estará su sello característico de la auto reflexión. Asimismo, para ambientar la exposición tendrá una pieza sencilla de audio y video, cuya elaboración afirma ha sido complicada, pero que al final será un punto de armonización.

“Para mi es un gran honor poder exponer, sobre todo este año que para mí es importante mostrar mi trabajo, como mujer y artista; claro que cuesta trabajo, es una labor de día a día, tal vez no todo el tiempo se haga con las manos, sino con el talento, la imaginación y la creatividad.”

La exposición que conmemora la carrera de esta destacada poblana se estrenará en julio y permanecerá hasta el mes de septiembre de este año en el Museo Internacional Barroco, que es hoy por hoy una de las sedes más importantes para el arte, prácticamente dos meses en los que los poblanos tendrán la oportunidad de conocer su trabajo y ver por qué Leticia Morales Bojalil es una de las artistas poblanas más consolidadas.

Aunque desconoce lo que el futuro traerá a su puerta, Leticia dice estar actualmente en una nueva visión, haciendo consciencia de la razón por la que está en este mundo y teniendo los objetivos más claros que nunca, por lo que únicamente puede adelantar que buscará que tanto su obra, como el mensaje en ella trasciendan.

Compartir