En jaque megaproyecto del gobierno de Puebla por acuerdo de AMLO

La nueva normatividad que publicó el viernes pasado la Secretaría de Energía, donde se limita la inversión privada en energías renovables, frena las proyecciones en la materia de la recién creada Agencia de Energía del Estado de Puebla, que en marzo pasado anunció inversiones de 40 mil millones de pesos para el estado durante el. gobierno de Luis Miguel Barbos Huerta.

El acuerdo denominado Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicado el pasado 15 de mayo en el Diario Oficial de la Federación (DOF), busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y limita la inversión privada en energías renovables como la eólica y solar.

La nueva normativa condiciona la inversión privada en este tipo de energías a dictámenes de sustentabilidad y viabilidad económica que debe aprobar el gobierno federal, a través de la Secretaría de Energía (SENER).

“La LTE, artículo 16, fracción II y III señalan específicamente que el CENACE incluirá en la RNT a las energías limpias asegurando la estabilidad y seguridad de la red en condiciones de viabilidad económica y 2, fracciones II y VI, 3, fracción XII, 4, 10 fracción V, 14, fracciones IV y XVI, 27, fracción III, 29 fracción VI, 34, fracciones II, III y segundo párrafo, 37, 55 fracción III y 64, 65, fracción III, disponen que la generación de energías limpias y cumplimiento de sus metas (reducción de emisiones y consumo) y eficiencia energética debe hacerse bajo condiciones de viabilidad económica y en condiciones de sustentabilidad económica”.

Además, la Secretaría de Energía deberá dar visto bueno a todos los proyectos de infraestructura eléctrica que los interesados entreguen antes del mes de junio del año previo a la publicación del Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PROSEDEN).

“Todas las dependencias y entidades de los distintos niveles de gobierno, ya sea federal, estatal o municipal y poderes de la federación, así como organismos constitucionales autónomos, unidades administrativas y órganos administrativos desconcentrados de la SENER, así como Participantes del Mercado e interesados en desarrollar proyectos de infraestructura eléctrica, sólo podrán ejecutar actividades y elaborar propuestas de planeación que tengan impacto en el Control Operativo y planeación del SEN, siempre que dichas propuestas y actividades de planeación sean enviadas a la SENER, a más tardar, en junio del año previo a la publicación del PRODESEN”.

Esto “para su análisis técnico y económico por CENACE y probable incorporación en la formulación y propuesta de los programas de ampliación y modernización de la RNT y los elementos de las RGD que correspondan al MEM, que serán sometidos a su aprobación a la SENER, para su posterior incorporación, en su caso, a la planeación del SEN, al amparo de convenios y acuerdos de coordinación que suscriban con la SENER”. 

ESPERABA PUEBLA 40 MIL MDP EN INVERSIONES ENERGÉTICAS

El Gobierno de Puebla estimó que con la creación de la Agencia de Energía del Estado de Puebla, la entidad captaría alrededor de 40 mil millones de pesos de inversión en proyectos de desarrollo energético durante esta administración.

Así lo dio a conocer la titular de la Secretaría de Economía del gobierno estatal, Olivia Salomón, desde el pasado 2 de marzo que se presentó con bombo y platillo a este nuevo organismo descentralizado donde refirió que se tenían 16 iniciativas documentadas, anteproyectos y cartas de intención que suman más de 20 mil millones de pesos.

Los proyectos, explicó entonces, se enfocaron principalmente en la generación de electricidad a través de energías renovables y gas natural, también al incremento en la capacidad logística y terminales de almacenamiento estratégico para combustibles. 

Incluso, el director de la Agencia Estatal de Energía, Rodrigo Osorio Díaz refirió que Puebla cuenta con 1.4 millones de hectáreas para la generación de energías, resaltando que para energía solar hay 450 mil hectáreas, para energía eólica 620 mil hectáreas y para geotérmica 120 mil hectáreas.

El mes pasado, el gobernador Miguel Barbosa Huerta presentó el plan de reactivación económica por la pandemia de Covid-19, en el cual instruyó a la titular de la Secretaría de Economía, Olivia Salomón a acelerar proyectos de inversión, entre los cuales se encuentra la Agencia Estatal de Energía.

La Agencia Estatal de Energía es uno de los proyectos más importantes de la administración en materia de inversiones, con la rehabilitación de San Francisco y también la reactivación de Ciudad Modelo.

De acuerdo con el decreto de creación de este nuevo organismo, uno de sus principales objetivos es el desarrollo energético sustentable mediante la inclusión de instancias públicas y privadas.

“La Agencia de Energía del Estado de Puebla tendrá por objeto constituirse como un organismo técnico de promoción, inducción, concertación, gestión, asesoría y consulta que permita diseñar, elaborar, impulsar y coordinar políticas públicas para el fomento del Desarrollo Energético Sustentable; cooperar y coadyuvar en acciones públicas y privadas para la generación y uso eficiente de la energía, así como participar en estrategias y proyectos vinculados con el desarrollo de infraestructura energética y estratégicos para el Estado”, dice el artículo 2 de este decreto.

GENERA RECHAZO DE IP Y EL EXTRANJERO

Desde el pasado fin de semana que se publicó este acuerdo del gobierno federal, el Consejo Coordinador Empresarial (CEE) a nivel nacional manifestó su rechazo a esta medida, con el argumento de que ahuyenta la inversión extranjera y es ilegal cambiar las reglas del juego para los empresarios que ya realizaron inversiones en el sector energético.

En respuesta, López Obrador argumentó que estas medidas fueron para proteger a la CFE y acusó al sector empresarial de firmar contratos “leoninos”, a través de inversiones en proyectos de energía renovable.

El sector empresarial no fue el único en criticar este acuerdo, pues el Gobierno de Canadá y representantes de la Unión Europea exigieron una reunión con la titular de la Secretaría de Economía, Rocío Nahle, tras considerar que se pone en riesgo inversiones que suman 6 mil 400 millones de dólares.

A inicios del mes de marzo, la administración presentó la Agencia Estatal de Energía cuyo objetivo es acompañar proyectos en esta materia, incluso, se mencionó que la entidad contaba con el interés de inversionistas para financiar proyectos por 40 mil millones de pesos durante el periodo del actual gobierno.

En la presentación del Organismo Público Descentralizado, la secretaria de Economía, Olivia Salomón informó que el gobierno del estado realizó reuniones de trabajo con más de 40 empresas especializadas del sector, que derivaron en 16 iniciativas documentadas, anteproyectos y cartas de intención que suman más de 20 mil millones de pesos.

Los proyectos, de acuerdo con lo dicho en ese momento por la titular de la Secretaría de Economía, Olivia Salomón, están enfocados principalmente en la generación de electricidad a través de energías renovables y gas natural, también al incremento en la capacidad logística y terminales de almacenamiento estratégico para combustibles.

Incluso, el director de la Agencia Estatal de Energía, Rodrigo Osorio Díaz refirió que Puebla cuenta con 1.4 millones de hectáreas para la generación de energías, resaltando que para energía solar hay 450 mil hectáreas, para energía eólica 620 mil hectáreas y para geotérmica 120 mil hectáreas.

El mes pasado, el gobernador Miguel Barbosa Huerta presentó el plan de reactivación económica por la pandemia de Covid-19, en el cual instruyó a la titular de la Secretaría de Economía, Olivia Salomón a acelerar proyectos de inversión, entre los cuales se encuentra la Agencia Estatal de Energía.

La Agencia Estatal de Energía es uno de los proyectos más importantes de la administración en materia de inversiones, con la rehabilitación de San Francisco y también la reactivación de Ciudad Modelo.

La Secretaría de Energía publicó el “Acuerdo por el que se emite la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad en el Sistema Eléctrico Nacional”, con el que se limita la participación de la iniciativa privada en este sector, ya que se suspenden por tiempo indefinido las pruebas preoperativas de proyectos renovables que pretenden ingresar a la red eléctrica.